¿Cómo asegurar una obra de arte?


En muchas ocasiones sin ser coleccionistas de arte podemos tener en nuestro poder diversos objetos de valor, sean pinturas, esculturas o incluso abrigos de pieles, producto de herencias o donaciones sin saber cómo valorar o asegurar las mismas.

Es habitual en muchos casos que por desconocimiento o incluso pensando que asegurar en una vivienda una obra de arte es muy caro, esta esté sin asegurar. Sabemos que muchos coleccionistas no tienen aseguradas las obras de arte que atesoran en su vivienda.

Cuando a modo de ejemplo, tenemos una pintura en nuestra vivienda, desconociendo su valor de compra y sin tener interés alguno en desprendernos de la misma por cuestiones sentimentales o simplemente para mantener su salvaguarda, debemos saber que existen seguros del hogar en el mercado que pueden ofrecernos cobertura frente a distintas contingencias a las que pueda estar expuesta a un precio razonable.

No todos los seguros existentes en el mercado ofrecen los mismos límites de capitales, coberturas y garantías, motivo por el que deberíamos asesorarnos previamente por corredores especializados, para que nos informen del alcance de las distintas coberturas que ofrecen las compañías de seguros en sus condiciones generales y particulares según las diversas modalidades existentes de seguros de hogar, así como de los capitales máximos que pueden tener los objetos de valor a título individual sin figurar detallados en póliza.

En caso de que por su interés y cuantía material un objeto de valor en particular precise estar detallado, deberá ser declarado de modo individual en la póliza, justificando su valor, mediante facturas de compra o con el aporte de documentos gráficos que acrediten su preexistencia para que así figure en póliza.

Atendiendo al valor final de una obra en cuestión, es preciso saber que en el mercado español existen aseguradoras que disponen asimismo de productos específicos para cubrir obras de arte.

Nuestro consejo, si el bien a asegurar así lo requiere, sería disponer de una valoración previa efectuada por un especialista en arte que la valorara en su justo precio que no debería ser necesariamente el que se pudiera exigir en el mercado de arte.

Finalmente, cabe señalar que el valor económico de un objeto de valor que figure especificado de manera individualizada en póliza, deberá ser acordado entre las partes, Asegurado y Aseguradora, para ser restituido su valor en caso de pérdida total o parcial, disponiendo del máximo de garantías suscritas bajo seguro para cubrir el máximo de riesgos a los que pudiera estar expuesto.



Datos del autor


Lluís Jordà

Lluis Jordá es Senior Consultant en el área de No Vida y líder de la práctica de Siniestros en AV-Group. Lluís posee una extensa y profunda experiencia en Siniestros con un gran conocimiento en las áreas relacionadas y todo tipo de Siniestros. Ha ocupado cargos de dirección en compañías multinacionales, en los departamentos de Auditoría Interna, detección de Fraude, procesos de gestión e implementación de IT en Siniestros y también como CCO liderando equipos orientándolos a resultados, aumentando su productividad y mejorando la atención al cliente.